El triple crimen de Valga, según el asesino confeso