Varias víctimas quedaron colgadas de las ventanas para escapar de las llamas en la nave de Badalona