El fuego arrasa un centenar de infraviviendas y deja un herido en un asentamiento chabolista en Níjar