El ‘influencer’ de la droga: la escondía en parques para que sus fans la encontraran y captar clientes