Un interno del Centro Penitenciario de Badajoz se corta las orejas para después comérselas

Centro Penitenciario de Badajoz