El ertzaina fallecido tras caer su coche al río en San Sebastián trató de romper el cristal a tiros