Investigan si la denuncia de tres estadounidenses en Murcia era para cobrar un seguro de violación