“Tengo grabada la cara de la niña, de cómo la meto por la arqueta”, dijo el Chicle a la Guardia Civil