El jurado popular declara a Rodrigo Lanza culpable de homicidio imprudente y no de asesinato