Una banda estampa su coche en el centro comercial Xanadú de Madrid para robar en sus tiendas