Liberados once trabajadores explotados y obligados a vivir hacinados en una nave de Antequera