Una medalla de la Champions, colonias, coches de alta gama: lo que robaron los ladrones de futbolistas