La mujer que robó los 'Satisfyer' los repartió entre sus vecinas y un club de masajes