Unos jóvenes se cuelan en un edificio para saltarse el toque de queda y los vecinos los echan a golpes