La policía encuentra escondidos tras la barra y en el baño a los participantes en una fiesta ilegal en Alicante