De Gila a la Princesa Leia: un hombre se disfraza todos los días en su balcón al grito de "me aburro"