Un repartidor de Glovo descubre que un cliente le usaba de camello para repartir droga

Un repartido de Glovo descubre que dos particulares vendían droga a través de su empresa