Rosario Porto no dejó carta de despedida, pero se investiga un cuaderno hallado en su celda

Rosario Porto, una reclusa en depresión que ya se había intentado quitar la vida, al menos, en dos ocasiones