Los expertos aconsejan cómo protegerse de un terremoto: no salir corriendo, alejarse de las ventanas y no usar el ascensor