Sin mascarilla y a ‘sillazo limpio’ en una cafetería de Ourense