Los encarcelados por el crimen de Samuel, bajo control permanente: el principal acusado es el más afectado