Tomás Gimeno mató a sus hijas en su finca y para causar el mayor daño a su expareja, según la jueza

La doble cara de Tomás Gimeno, el padre de las niñas desaparecidas de Tenerife