Los vecinos de un pueblo de Huelva se enzarzan a palos y puñetazos en plena calle