Ni gritos, ni auxilio, sólo música y risas: lo que cuentan los vecinos de la supuesta violación de Murcia

Los jóvenes afganos llegan a la comisaría detenidos