Agresiones, amenazas y hasta una barricada contra la Guardia Civil al desalojar una fiesta en Fuerteventura