El temporal sacude Cataluña y convierte las calles de Ripoll en canales inundados