La 'hazaña' de un conductor borracho: invade una glorieta y es incapaz de arrancar el coche o ponerse en pie