El mejor ejemplo de los efectos del confinamiento: misma carretera, con 15 días de diferencia