Dientes de dragón o líneas quebradas, las nuevas marcas viales de la DGT para reducir la velocidad

dragon