Un conductor evita, a gritos y con el claxon, el accidente de un anciano kamikaze en la Costa da Morte