Usar el manos libres reduce en un 40 % la atención al volante y hablar por Whatsapp un 53%