Una barrendera transexual de Pontevedra denuncia su infierno: “Me insultan a diario por mi físico”