La Fuenfría, el valle en el que se busca a Blanca Fernández Ochoa: un terreno escarpado y con abundante vegetación