Los vascos hacen la maleta y los cántabros esperan con los brazos abiertos

Los vascos hacen la maleta y los cántabros esperan con los brazos abiertos.