Un niño valenciano 'vende' el bar de Vallanca, su pueblo de 130 habitantes