El amor en los tiempos del coronavirus: luna de miel por una toscana fantasma