'Beer yoga' o la dudosa moda de mezclar el deporte con el alcohol