La última excentricidad de Madonna: se bebe su propia orina como rutina de belleza

La última excentricidad de Madonna: beberse su propia orina como rutina de belleza