La fiebre por emular al Joker satura unos escalones de una calle de Nueva York

Las escaleras de Joker