Dani Mateo, ¿homófobo o víctima de una estrategia de marketing?

DANI MATEO JEDET