De los dedos como morcillas del príncipe Carlos a la misteriosa mano amoratada de la reina Isabel II

De los dedos como morcillas del príncipe Carlos a la mano amoratada de la reina Isabel II