Francis, el joven peluquero sin dedos que ha abierto su propia peluquería en Almería