Kate Middleton aparece por sorpresa en una manifestación prohibida para protestar por el asesinato de una mujer