El coronavirus termina de arruinar la gira más gafada de Madonna

Madonna