Lanzamiento de peluches en vez de pavos vivos: la nueva forma de celebrar San Blas en Cazalilla