Mascarillas hiperrealistas en Japón: camuflan pero no protegen del coronavirus