Valencia empieza a controlar a los visitantes con sensores para evitar la masificación turística

Centro Cultural del Carme, Valencia