Por qué a Nueva York la llamamos la Gran Manzana

Por qué a Nueva York la llamamos la Gran Manzana