El anuncio irónico de Greta Thunberg sobre la hipotética colonización de Marte