Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada (recopilan datos sobre tus gustos y perfil).

Si continúas navegando por el sitio, estás aceptando su uso.

Puedes rechazar la utilización de cookies u obtener más información al respecto en nuestra Política de Cookies

A través de cualquiera de las páginas webs del Grupo tiene la opción de personalizar las cookies tal y como desee.

Ariadna Hafez, exconcursante de 'Fama ¡a bailar!', se atreve con un tango en apnea bajo el agua

  • La bailarina de Gran Canaria es también aficionada al buceo libre

  • Hicieron falta 600 inmersiones de minuto y medio de duración para grabar un vídeo de tres minutos

Ariadna Hafez, una de las concursantes del programa de baile Fama ¡a bailar! que emitió Cuatro hace unos años, soñaba con ser una sirena cuando era niña. Y esta bailarina de Gran Canaria, aficionada también al buceo y la apnea, ha demostrado con un tango bajo el agua que poco le falta para serlo.

Un vídeo rodado por director francés Bastien Soleil muestra a Ariadna contoneándose en la profundidad de una piscina en medio de la oscuridad de la noche e iluminada únicamente por una luz cenital que permite disfrutar con su baile. Tres minutos de arte en estado puro, como rezaba el citado programa de baile en sus orígenes.

Vestida con camisa blanca, ropa interior negra, unos tacones de aguja, y una silla como único compañero de baile bajo el agua, la bailarina emociona en este vídeo llamado Tang’O, que supera el millón de reproducciones en todas las plataformas, desde que se publicase el pasado mes de febrero.

Rodado durante cinco días en una piscina al noreste de Italia, una de las más profundas del mundo (hasta 40 metros), hicieron falta unas 600 inmersiones de un minuto y medio de duración para rodar todas las tomas de la coreografía.

Para Bastien Soleil, instructor de apnea y fotógrafo submarino, el objetivo no era tanto trabajar en la profundidad más absoluta como crear una “estética acuática onírica en un momento tan complicado para todo el mundo”.

“Encontrar a alguien que pueda hacer a la vez apnea y baile es muy muy raro“, declaró el director del vídeo, que conoció a la bailarina a través de redes sociales.

 “Debajo del agua no hay gravedad, lo que me da libertad para bailar. Los movimientos son más lentos y amplios, te da tiempo a disfrutarlos completamente”, contó por su parte Ariadna Hafez, que considera al agua como su “elemento natural” desde pequeña.